electromagnetismo

El electromagnetismo.

Cuando la electricidad atraviesa un conductor se genera un campo magnético alrededor de dicho conductor. El sentido de las líneas de fuerza del campo magnético generado esta determinado por el sentido que tenga la intensidad que atraviesa al conductor. Para averiguarlo se utiliza la regla del reloj, sacacorchos o de Maxwell. En esta regla, el giro del reloj y del sacacorcho es de izquierda a derecha y, este giro se coloca en el mismo sentido por donde atraviesa la intensidad al conductor. Además, la intensidad eléctrica también determina la fuerza o intensidad del campo magnético generado en el conductor.

electromagnetismo

En el dibujo, podemos observar como serían los sentidos de las líneas de fuerza en los dos posibles casos. El flujo entrante sería cuando la intensidad entra por la derecha y sale por la izquierda de la imagen y, el flujo saliente sería cuando la intensidad entra por la izquierda y sale por la derecha de la imagen.
Claro esta que el campo magnético generado en un conductor (un cable) es algo insignificante pero, ¿qué sucede cuando doblamos ese conductor para crear una espira o un semianillo?

electromagnetismo

Pues ocurre que tenemos dos campos magnéticos en lugar de uno. Esto no es cierto del todo, porque en realidad, en el centro de la espira o del semianillo los campos magnéticos están unidos y es más intenso.

Y, ¿qué sucede cuando unimos varias espiras para formar una bobina?
Pues sucede que el campo magnético generado en la primera espira se suma al campo magnético de la segunda espira y, así sucesivamente hasta acabar con la última espira. Al final podemos llegar a tener un gran campo magnético. El sentido de las líneas de fuerza de ese campo magnético estará determinado por el sentido de la intensidad eléctrica entrante.
También hay que decir, que en el interior de la bobina, el campo magnético es mucho más fuerte que en los exteriores de la bobina. Y, además, en los dos extremos de la bobina se efectúa una polarización magnética. El polo sur de la bobina sería por donde entra la intensidad y, el polo norte sería por donde sale la intensidad.

Los electroimanes.

Hoy en día los electroimanes son utilizados en multitud de aparatos y tecnologías. Por ejemplo, cuando hablamos de tecnología neumática y tecnología hidráulica es normal tratar el tema de las electroválvulas. Estos componentes utilizan electroimanes para poder realizar su función en el circuito neumático o hidráulico. Lo que hace la electroválvula es cerrar o abrir el circuito neumático o hidráulico.
Cuando hablamos de aparatos, también tenemos que hablar de máquinas y de grandes máquinas. Por ejemplo, las grúas, los ascensores y los montacargas. En este tipo de mánas se utiliza para el sistema de frenado, cerrando y abriendo las zapatas que se utilizan para frenar y detener la máquina.
En los aparatos podemos mencionar, los timbres de los hogares, los contactores, los relés, etc.
Los tipos de electroimanes utilizados son los de culata (dib. arriba) y los de núcleo móvil (dib. abajo):

electromagnetismo

electromagnetismo

La magnetoresistencia.

Cuando tratamos con aparatos como un disco duro, algunos tipos de detectores, etc. nos encontramos con elementos que funcionan con principios magnéticos, pero no desde la perspectiva de los electroimanes.
La magnetoresistencia es la propiedad que tienen algunos materiales ferromagnéticos y, que consiste en la variabilidad de su resistencia eléctrica cuando se someten a las acciones de un campo magnético determinado.
Gracias a esta propiedad de magnetoresistencia un disco duro puede leer los bits de información que contiene, por ejemplo.